Nuestro Teléfono: +34 96 272 40 01 +34 96 272 40 01
Siguenos en:
twitter blogger google+ facebook
Selecciona un Idioma:
EspañolEnglishDeutschFrançaisрусский
Noticias
Refrigeración Comercial: Industria Valenciana al Alza

Refrigeración Comercial: Industria Valenciana al Alza
viernes, 24 de noviembre de 2017
Desde la aparición de la refrigeración comercial y los métodos de implementación más convenientes y accesibles para estas tecnologías, múltiples sectores de la economía se han permitido experimentar un crecimiento exponencial, más allá de cualquier posible consideración previa.

Los sectores alimenticio, farmacéutico y químico son algunos ejemplos claros de este éxito en un entorno puramente industrial. Pero a nivel comercial, de cara al cliente que adquiere productos y no al productor ni al sistema de manufacturación como tal, la refrigeración también ha sido clave.

Pensemos en todos esos productos que adquirimos refrigerados, así como aquellos que tenemos que refrigerar nosotros mismos, en casa, para preservarlos en buen estado y que los podamos consumir de forma segura y sin desperdiciarle de alguna forma posible.

Desde los alimentos que deben permanecer a una temperatura adecuada hasta algunos tipos de medicinas delicadas, todo es posible gracias a equipos refrigeradores que nos podemos permitir en nuestros hogares y lugares de traba

Pero ¿cómo está evolucionando este sector? ¿Cuál es el rol de la industria valenciana en todo esto? ¿Cuál es el futuro de la refrigeración comercial?

¿Qué es la Refrigeración Comercial?

Como ya lo hemos hablado repetidas veces aquí, en García Cámara, el concepto inicial es comprender qué es la refrigeración y cuál es su finalidad. En términos muy simples, la refrigeración consiste en reducir las temperaturas de los espacios y objetos presentes en un sitio o sistema tratado con los debidos mecanismos de climatización.

Ahora, ¿a qué se refiere exactamente la refrigeración comercial? Esta clasificación particular dentro de la práctica implica la utilización e implementación de las tecnologías en refrigeración que dan un mayor provecho y rendimiento en entornos comerciales, como es el de la venta al por menor o para el almacenamiento de dichos productos perecederos al final de la cadena de distribución.

En cuanto a los equipos de refrigeración que utilizamos en casa, una parte de la industria se refiere a ellos efectivamente como refrigeración comercial, mientras que otros prefieren llamarle refrigeración doméstica para que no haya espacio a dudas.

La Importancia en Nuestra Economía

Por sí sola, el sector de la refrigeración comercial ya es lo suficientemente grande, produciendo e innovando en equipos que sirvan a los propósitos de los negocios que almacenan y venden productos perecederos. Por lo general, estos equipos requieren una inversión considerable, principalmente debido a sus dimensiones y capacidades de uso en el día a día.

Sin embargo, vale la pena considerar qué factores, presentes en la vida de todos, dependen de una apropiada refrigeración comercial. Todos esos productos perecederos que hoy consumimos, desde carnes y alimentos procesados hasta frutas y hortalizas, estarían fuera de nuestra dieta o serían muy difíciles de consumir.

García Cámara y la Innovación

Cuando hablamos de refrigeración en Valencia, hablamos de García Cámara. Durante varias décadas, hemos logrado destacar por todos los recursos invertidos en materia de innovación. Cada uno de los esfuerzos realizados persigue esta constante, algo que entendemos como vital para poder ser referentes en la industria.

Nuestros intercambiadores de calor y otros productos que terminan dentro de máquinas operativas en refrigeración representan lo mejor de la industria, producto de la innovación, el ingenio y el interés genuino por crear piezas de alta calidad.

El futuro de la refrigeración, tal como lo podemos observar en las últimas innovaciones de la industria, promete muchísimo. La creciente necesidad por desarrollar soluciones más eficientes a nivel energético es una meta que día a día se acerca más a la realidad. Las energías limpias y la reducción de costes operativos son dos factores que estimulan este ímpetu por innovar.